El VAR también castiga al Levante

Hace tiempo que el Levante había olvidado lo que es verse en la cola de la clasificación. Aunque apenas se hayan disputado seis jornadas, mirar al abismo pone nervioso. Se conjuró el equipo de Paco López para empezar a sumar antes de que la cuesta se empine demasiado y estrenen el nuevo Ciutat de València con demasiadas necesidades. A sus debilidades se unió el VAR y la polémica decisión de Melero López que anular un gol de Dani Gómez que le hubiera dado los tres puntos en el último suspiro. [Narración y estadísticas]

No está fluido el Levante cara a puerta y solo pudo asustar al Celta, pero tuvo la victoria en un disparo de Dani Gómez que no subió al marcador. Lo anuló el árbitro en el campo y tras ver las imágenes que le ofreció el VAR. La razón: un polémico fuera de juego posicional de Roger, que ni interfiere en la jugada ni obstaculiza la visión del meta Iván Villar. “Me ha dicho que se mueve en el área [Roger] y que esta temporada tienen la orden de anular si ocurre eso… pero sigo sin encontrarle explicación”, se lamentaba Paco López. La amargura de los granotas aumenta porque los tres puntos les hubieran dado aire para salir del fondo de la clasificación. Uno no es suficiente.

El Levante saltó a acorralar al Celta, manejado por Melero, con el músculo de Malsa Rochina y la libertad creativa de Campaña. Encontraron un agujero en la banda de Fontán que Miramón y Roger convirtieron en un túnel. Las ayudas de Olaza no fueron suficientes y Toño también se animó a buscarle las cosquillas al joven Carreira. No contaban los gallegos con el vacío que tienen los granotas cara a puerta. Seis goles que solo le han servido para sumar una victoria en los últimos cinco partidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *